a

Aves de paso

Noticias

¿Por qué Ajalvir?

Aves de la villa

Aves del jardín y del bosque

Aves de la estepa

Aves de verano

Aves de invierno

Aves de paso

La vida de las aves

Listado de aves

Zona ZEPA

Cómo atraer aves a tu jardín

English version

Aves de paso

Ajalvir se halla en la ruta de muchas aves que migran de Europa a África y de algunas que pasan el invierno en España.

Las primeras en migrar son las cigüeñas, que suelen salir de la zona a principios de agosto, como podemos observar en la foto de portada. Pero septiembre y octubre son los mejores meses para observar aves migratorias. Se dan algunos avistamientos inusuales, como es el caso del torcecuello, que ocasionalmente descansa en la zona antes de continuar su camino. También se pueden ver pequeñas bandadas de abejarucos que hacen una pausa en Ajalvir.

Abejaruco

El mes de septiembre se caracteriza por una gran afluencia de papamoscas cerrojillos, que suelen permanecer durante un mes, más o menos, ya que encuentran alimento abundante. Sus primos, los papamoscas grises, son visitantes habituales durante el otoño, aunque algunos ejemplares se reproducen en la zona. Las collalbas rubias también llegan para alimentarse en los campos abiertos, antes de embarcarse en su largo viaje hacia el sur.

Papamoscas cerrojillo

Papamoscas gris

A principios de noviembre, las grullas comunes sobrevuelan Ajalvir desde el este, dirigiéndose hacia el oeste, a Extremadura, donde pasan el invierno. Algunas bandadas llegan al centenar de ejemplares. Su impactante e inquietante llamada, suele anunciar su presencia, y sus formaciones de vuelo en forma de “V” hacen de su paso una vista inolvidable.

Bandada de grullas

Otras aves a veces pasan por la zona ocasionalmente durante el año. La garza real es un cazador oportunista que revisa los estanques en busca de algunos peces, y a veces se alimenta en los piensos sobre el terreno arado durante el invierno. El andarríos chico o el alcaraván también suelen pasar unos días en las proximidades de los arroyos durante el otoño o la primavera.

Hay años en los que aparecen piquituertos en pequeños bosques de coníferas. Son inconfundibles por su pico torcido.

Garza real

Andarríos chico

Piquituerto